Acompañando desde el marco de Trabajo de Procesos

Cada proceso es único.

Cada persona y cada relación requieren un proceso específico en función de los objetivos que tengan para el acompañamiento. Puede ser un viaje corto y breve, un apoyo puntual de unas pocas sesiones para explorar una situación difícil y la manera de afrontarla. O un recorrido más prolongado en el tiempo, un viaje de exploración y trabajo sobre nuestros temas de largo recorrido.

En cualquier caso, el objetivo siempre es el mismo: crear un clima de seguridad y confianza para poder explorar y dar voz a las diferentes experiencias que forman nuestra realidad y que en ocasiones conflictuan entre sí, generando malestar interno. Mi labor es acompañar y facilitar este camino de aprendizaje y descubrimiento desde la creencia de que cada persona y cada relación poseen una sabiduría innata a la que pueden acceder cuando exploran conscientemente y de manera compasiva su diversidad interna. Dando espacio a estas experiencias podemos comprender mejor los procesos que vivimos y descubrir nuevas perspectivas para relacionarnos con nosotras mismas y con nuestro entorno de manera más satisfactoria.

 

Breve historia del Trabajo de Procesos.

Inicialmente conocido como Psicología Orientada a Procesos, el TP es un marco interdisciplinar desarrollado en los años 80 por Arnold Mindell y un grupo de compañeros y compañeras con quienes estudiaba Psicología Analítica en el Instituto C.G. Jung de Zurich. En sus inicios, supuso una ampliación del enfoque jungiano, trasladando su marco conceptual y el trabajo con sueños a otras experiencias de la vida cotidiana: experiencias corporales, conflictos con otras personas, adicciones, etc. Esas experiencias también nos ofrecen información sobre nosotros mismos y sobre nuestros procesos personales. Desde entonces, el Trabajo de Procesos se ha seguido desarrollando y actualmente es un marco vivo en constante evolución. En Suiza e Inglaterra el Trabajo de Procesos está reconocido por las entidades que acreditan a nivel nacional la profesión de psicoterapia.

Hoy en día existen más de 25 escuelas de Trabajo de Procesos en todo el mundo reconocidas por la Asociación Internacional de Psicología Orientada a Procesos (IAPOP) y una gran variedad de trabajadores de procesos que aplican esta metodología en diferentes áreas, siendo una de las principales el acompañamiento de procesos individuales y de relación.

Actualmente soy miembro del Instituto de Trabajo de Procesos y estudiante avanzado del Diploma en la Escuela de Trabajo de Procesos y Democracia Profunda con sede en Barcelona.